lunes, 26 de enero de 2009

Tengo un amigo que es ¡¡Ministro!!



Si señor, por fin hay un Ministro que dice las cosas claras: "consuman Vds. productos españoles". "Como decía Kennedy, en momentos como éste no solo hay que preguntarse qué puede hacer tu país por ti, sino también lo que tú puedes hacer por tu país". ¡Bien dicho Ministro!
Ahí le han dado, ya está bien de tanto producto extranjero; ¿o que se creen Vds. que por venir de fuera ya es bueno? Pues no.
Ha llegado el momento de consumir buena literatura producida en esta tierra. Ya está bien de Aldriss, Bukowski, Follet, Simak, Swanwinck, Tolkien, Twain...(perdón, me han salido por orden alfabético sin querer).
Ahora se van a enterar cuando las masas lectoras vayan en estampida hacia las librerías y comienzen a pedir autores españoles como locos.
¡Me voy a forrar! Y vosotros también, claro, faltaría más.
Hay que aporvechar la conyuntura, así que ¡¡escribid, escribid, malditos!!
Y, muchas gracias Ministro. Te debo unas cañas.

Jorge Ruiz

8 comentarios:

Nacho dijo...

Hay bastante gente en este país que vive de esos autores extranjeros que supuestamente ahora debemos dejar de consumir: los traductores. Pensemos de vez en cuando en ellos.

Y según qué autores hablemos, a mi dadme más Aldiss, Bukowskis, Simaks, Swanwicks, Tolkiens, Twains, Chiangs, Priests... Excelentes narradores de los que no andamos precisamente sobrados por aquí.

Jorge Ruiz dijo...

Hola Nacho, comparto tu reflexión, pero simplemente era una opinión cáustica sobre la ocurrencia de "mi amigo el Ministro".
Pero, aunque no andemos sobrados los hay muy buenos...y desconocidos.
¡Por favor, los traductores! los considero un eslabón básico en la transmisión de la cultura de otros lares (los buenos, que tu sabes bien que hay cada uno por ahí)

Nacho dijo...

Sí que hay malos traductores. Y buenos a los que la industria editorial pone a los pies de los caballos por cosas del mundo editorial...

Lo del ministro... yo ya no sé si realmente piensan lo que dicen, porque ya me imagino a todo el mundo comprando seats y mientras cerrando las fàbricas de Renault, Opel, Citroen... que están por España. Total, no son producto nacional.

Anónimo dijo...

Que yo sepa no es incompatible traducir autores extranjeros, por ejemplo, del inglés al español como autores españoles para el extranjero del español al inglés. Y ya de paso exportamos literatura española y traemos divisas :). Autores buenos y malos los hay en todas partes, y en España pues como en cualquier otro sitio. Un cordial saludo.

G.G.G

Anónimo dijo...

Y puesto que consumimos de todas partes, ¿por que no tambien de aquí? siempre que tenga calidad, no hay que ser mas que nadie, pero tampoco menos. Otro cordial saludo.

:)

G.G.G

Anónimo dijo...

No hay por donde coger la declaración, pero como suena bien... las proclamas nacionalistas son casi siempre populismo barato.
Ahora bien, precisamente en la literatura es donde podría tener parte de razón: casi siempre estará mejor escrito en español un libro de un autor autóctono o suramericano que uno de un extranjero traducido. Es una cuestión de dominio de la lengua.
¡Ah! Y bien por la ironía. Es desde el sentido del humor que mejor podemos desnudar las sandeces oficiales.
Roger Ferrer

J.E. Alamo dijo...

Escribir, escribimos ahora sólo falta que las editoriales apuesten por nosotros. ;-)

rata con alas dijo...

http://www.sinhogar.org/2009/01/29/comprar-producto-nacional/