sábado, 17 de enero de 2009

Al otro lado de la niebla

Hace un par de día comentaba al diablo que entre otras cosas que hago al cabo del día es leer (y no me refiero a originales -que también) lo que me gusta o me pide el cuerpo. Los que me conocéis de hace tiempo sabéis de mi afición enfermiza por la ciencia-ficción, y si puede ser hard mejor (¡claro en su sentido más amplio; es decir no solamente metálica, sino científica!), pero que no hago ascos a otras lecturas, verdad Gerardo, David, David, Claudio,...y lo que vendrán pero no desvelo.
Pues acabo de terminar un libro cuyo título encabeza esta entrada. Al otro lado de la niebla, de Juan Luis Arsuaga, con subtítulo que lo dice todo: las aventuras de un hombre en la edad de piedra (Suma de Letras 2005)
El autor tiene una amplia dimensión intelectual reconocida en amplios sectores de la sociedad. Un investigador que con sus compañeros de Atapauerca, recibieron el Premio Principe de Asturias y otros muchos más, entre ellos el de la Asociación de Editores. Madrid, Premio Antonio de Sancha.
Bien, pues además de sus numerosos artículos y libros, tuvo tiempo para escribir una novela que tenía ganas de meterle mano y así ha sido. Ha costado conseguirla hasta para el Director del Grupo Santillana que me la ha regalado amablemente; así que si la veis en una librería o biblioteca, pillarla.
¿Género? Un buena novela... que yo no inscribiría en eso que venimos llamando coloquialmente géneros, sino que es buena literatura abierta a todo ojo y mente curiosa; y que además de estar muy bien escrita, plantea reflexiones sobre nuestros antepasados (sabe algo del tema), y entretiene.
Son 300 páginas de fácil lectura aunque como dice el autor en el prólogo: "a la hora de poner voz castellana a los héroes de esta leyenda, les he hecho hablar en un lenguaje variado, matizado, y complejo como el que estoy seguro que poseían, rico en metáforas, despacioso, con muchas vueltas y revueltas, idas y venidas [,,,] algunas de las palabras que uso aún se oyen en las anchas tierras de Castilla". Yo que soy andaluz y transito con frecuencia por las dehesas extremeñas, me ha sido fácil reconocerlas.
No hay héroes ni heroinas, no es una obra coral, es la historia de unos seres humanos, balbucientes que se enfrentan con una Naturaleza que empiezan a comprender compitiendo con otros depredadores. Una proyección de los primeros enfrentamientos entre adultos y jóvenes, los primeros roles a jugar, el reparto territorial entre los núcleos humanos nacientes de no más de 30 ó 40 personas.
Muy lejos de la famosa mística actual sobre los neandertales o de la exitosa saga de Los Hijos de la Tierra (o como muchos dicen El clan del oso cavernario), con la que encontramos amplias discrepancias. La principal es que en el Clan se usa un lenguaje del siglo XX para lectores del siglo XX, con una puesta en escena muy actual, y en cambio Al otro lado... se hace el esfuerzo, y se consigue, de traernos al presente la auténtica forma de vida de los hombres y mujeres de la Edad de Piedra.
Algo distinto en la literatura actual que merece ser leida por cualquier lector inquieto.

Jorge Ruiz Morales

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece interesante.
Con todo, no sé yo si las personas del pasado eran realmente como nos las presentan los investigadores... ¿no estaremos proyectando nuestros deseos y temores en ellos?
Y sobre Atapuerca, ¿has visto a Eudald Carbonell disfrazado de Indiana Jones? Lo que hay que hacer para conseguir recursos y atraer a las instituciones...
Eso sí, hacen un buen trabajo.
Roger Ferrer

Jorge dijo...

¡Lo vía, lo ví!
Si pudiera contar todo lo que he visto y se sobre como conseguir fondos para la investigación, nos caeríamos de espalda.