miércoles, 16 de septiembre de 2009

Me gusta, sí señor, me gusta


De vez en cuando, y a pesar de algún pescozón que me dan, hay ciertas alegría que le hacen a uno darse besitos delante del espejo. La promesa del Almogávar, de Francisco Oliver, ocupa el segundo puesto mejor valorado en la Casa del libro por delante de Larsson, Falcones y compañía.

Me alegro por ti, Francisco, y espero que la valoración de los lectores continúe con el segundo que está pendiente.

Como regalo para todos podéis ver este video de las presentaciones en Teruel y Zaragoza.



Jorge Ruiz

2 comentarios:

Claudio dijo...

Como dijo cierto tetuliano político: con dos cojones.

Me alegro, y mucho. Bravo por Francisco.

C-

Gabrielacus dijo...

Felicidades Ferrolobo.:)