jueves, 25 de junio de 2009

Se me ha perdido una estrella




Según el Informe Starlight, "el 99% de los europeos no pueden ver la Vía Láctea desde sus domicilio".
Triste, muy triste que no podamos enseñar a nuestros pequeños las estrellas, señalarles alguna constelación o decirles que ese pequeño racimo de estrellas son las Pléyades (observables a simple vista...desde un lugar oscuro). Por cierto, los árabes ponían como vigía en sus barcos a aquellos que podían distinguir 7 estrellas en las Pléyades -lo habitual es ver 5 o como mucho 6.
La campaña del cielo oscuro lleva ya muchos años funcionando en España. La callada labor de los aficionados a la Astronomía, afortunadamente, a convencido a muchos técnicos de los ayuntamientos que "es mejor y más barato" iluminar bien las calles cambiando las farolas a unas más eficientes y orientadas hacia abajo.


Ejemplo de luminarias contaminates, que derrochan el 70% de su luz, ya que esta se "evade".


Ejemplos de luminarias no contaminantes.

Y no es un capricho de la investigación astronómica, es que la profusa e indeseable iluminación afecta a la biodiversidad.

Luisma

3 comentarios:

Sim dijo...

No poder ver las estrellas es una santísima putada. En mi casa, a mil metros, en un pueblo de Segovia, debo soportar un farol tipo "inglés", de caña tal, que resulta un coñazo. Antes que recurrir al tradicional pedrazo, existe un mecanismo de desconexión más civilizado y sutil?

Jorge dijo...

Hombre o te vas al técnico de turno y te haces su amigo y lo desconecta, o hablas con el alcade para que se de cuenta de que hay soluciones más modernas y baratas.

Inazio dijo...

eso si que es lamentable. Yo tengo la suerte de poder verlas, al vivir en una ciudad con poca iluminacion por las afueras, pero no se, yo creo que seria incapaz de vivir en una ciudad muy iluminada...