miércoles, 10 de junio de 2009

PERMITIDME TUTEAROS, IMBÉCILES


No, no vosotros dignos lectores de esta humilde bitácora. Os dejo con un artículo de Arturo Pérez Reverte, que no tiene desperdicio. El título es suyo.

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural-, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico» . O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad» , entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms» . Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente -recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española-. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres» , aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos»
Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p'alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil, que un malvado.
Jorge Ruiz

10 comentarios:

capetillo_a@yahoo.es dijo...

YA ES HORA DE QUE ALGUIEN LLAME A LAS COSAS POR SU NOMBRE. TOTALEMNTE DE ACUERDO EN CASI TODO CON EL AUTOR. ALICIA CAPETILLO

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo en el fondo del artículo, ahora bien, las formas... entiendo que la cultura debería servir para actuar de otra manera. Si un hombre de cultura se comporta así, ¿qué podemos esperar de quien no la tenga? No sé, yo creo que Pérez Reverte calificando como califica está engendrando violencia, el principal enemigo del Humanismo, al menos como yo lo he aprendido y comprendido.
Un saludo.
Roger Ferrer.

jordi dijo...

Me puedes aclarar por favor, el porque del inciso en "efectos devastadores en el Paos vasco y Cataluña"?
Gracias

Alicia Capetillo dijo...

No creo que llamar a las cosas por su nombre y decir las verdades de forma enérgica sea violencia. Más violenta es la pasividad, el encogerse de hombros, o el hacer oídos sordos ante determinados problemas serios como los que enuncia Arturo Pérez Reverte, y eso es lo que ocurre en nuestro país. Paz, transparencia y verdad.
Saludos cuánticos. Alicia Capetillo

J.E. Alamo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J.E. Alamo dijo...

Conocía el artículo y estoy de acuerdo en lo que dice. En cuanto a las formas,habrá quien crea que no son las idóneas, pero estoy convencido que si fueran pulcras y corteses, casi nadie hablaría del artículo y de las verdades, como puños, que expone.
Tenemos demasiado "tonto" con tiza y ya se sabe cuando un tonto pilla una tiza lo que hace con ella.
En fin, me alegra que alguien como Arturo, con voz y resonancia, se haga eco de una realidad bastante preocupante.

Sim dijo...

Pues a mi me parece de una demagogia brutal. Divertido pero palanganero. Una boutade. Y esto de que los nenes catalanes o vascos (los pobres) van a menos, con un subtexto de que el catalán -o vasco- les aculturiza no veas tú cómo y tal, puro y duro castellanocentrismo e ignorancia monolingüística, que parece un inglés, que se cree que el resto del mundo es tonto porque balbucea la lengua de shakespeare. La clase política (y la Española no es especialmente mala ni buena, y si no vete a Italia y flipa, o a Rusia, y a flipar el doble) es el puro reflejo de la civilidad de la sociedad española (que no es especialmente mala ni buena). El rollo de la educación tiene que ver con varias cuestiones claras y objetivas, no siendo la menor pero tampoco la única, la dimisión en el control al profesorado de políticos y padres. Simplemente, somos una sociedad clientelista poco exigente con los funcionarios y los trabajadores en general, Somos así. La culpa no es de los políticos, es nuestra. De Reverte también.
Como decían los anarquistas cuando tiraban una bomba en plena calle. "Nadie es inocente".

Anika Ciberanika.com dijo...

JAJAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Disculparme la brutalidad de mi expresión pero me he partido el culo!!!

He leído el artículo en voz alta y me descojonaba, me meaba de la risa con las GRANDISIMAS VERDADES que ha soltado este autor -del que, por cierto, nunca fui fan- porque JUSTAMENTE AYER le decía yo eso mismo a mi madre!!!!!!


¡¡¡ARRIBA LA CULTURA!!! jajajaaa, con dos cojones, sí señor!

Yosu Rc! dijo...

Yo no voy a hablar para nada de las formas del señor Reverte. Ya se le conoce de sobras...
Pero quiero decir que acabo de terminar el bachiller y tengo fresca en la memoria mi época de estudiante.
La verdad es que, sin importar como estén otros países, en España la cosa no va bien. Tengo compañeros que van a la Universidad sin saber leer como es debido, sin comprensión y escribiendo de pena.
Y hay dos cosas que me repatean de verdad:
1) El asqueroso nivel de inglés. Literalmente, el inglés se aprende los dos primeros años. Después, metiendo una o dos cosas nuevas, siempre se repasa lo mismo. Estamos de Primaria a Bachiller tratando de afianzar la enseñanza del celebérrimo TO BE. Yo me tiraba casi todas las clases de Inglés de Bachiller en la Biblioteca leyendo o estudiando otras cosas porque tenía demasiado nivel para perderlo en clase. Y no soy un filólogo, precisamente, sólo me defiendo y puedo ver Perdidos desde el Emule sin perderme...
Y no es que yo pasara de ir, es que la profesora me avisaba antes de lo que iban a estudiar y me daba permiso para largarme.
2) Las malditas lecturas obligatorias. Te dicen desde peque que leas el periódico cada día y luego te topas con noticias para morirte y caer para atrás. Con la peor literatura del país.
Y los libros de lectura obligatoria que no gustan a casi nadie. Si obligas a un niño a leer y algo que no le gusta, le meterás en la cabeza toda su infancia que leer es un rollo y un asco. Dale libros que le gustarán, motívalo, mételo en el mundo de la literatura y ya le cogerá gusto él solo.
Yo tuve suerte de toparme con una profesora de literatura genial en este sentido: mis lecturas obligatorias eran "El capitán Alatriste", de este señor; "La guerra de los mundos", "El Hobbit". Y me enganché solo a lecturas históricas, de fantasía, de ciencia ficción...

Sólo necesitamos un poco de motivación, no de obligación...

Lector Iracundo dijo...

"Logse de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural-,"

Vaya, Pérez está a favor de la pena de muerte. O puede que sólo trate de llamar la atención.

Algunos comentarios sobre la culta obra de Pérez, defensor de la cultura:

Bochornosa Breda. Crítica acompasada de El sol de Breda (Arturo Pérez Reverte, Editorial Alfaguara).

Ojos azul billete, crítica acompasada de Ojos azules, de Arturo Pérez Reverte (Editorial Seix Barral).