lunes, 2 de marzo de 2009

Divulga que algo queda



Ser autor de divulgación científica es un papel harto complicado. Sin embargo, esa dificultad queda infinitamente compensada por la entrañable satisfacción –tanto intelectual como emocional- que supone adentrarse en un campo tan “duro” pero a la vez apasionante, como es la Mecánica cuántica.

Cuando uno se sumerge en las profundidades de un paradigma tal, queda atrapado en una especie de “entrelazamiento cuántico”, un atributo en que los propios conceptos de espacio-tiempo dejan de tener una percepción real.

El afán de aprendizaje en esta área, junto a la ilusión de transmitirlo de forma divertida y amena a todos los públicos, me llevó desde hace años a estudiar el intrincado mundo de la Mecánica cuántica y la Cosmología. He tenido y tengo la gran suerte de contar con las rigurosas explicaciones y aclaraciones de personas especializadas que dedican su vida a esta importante rama de la Física, a quienes agradezco profundamente su esfuerzo y dedicación en explicarme conceptos y formalismos, a veces complejos, a veces paradójicos, que en ocasiones me hacen avanzar y retroceder en mi comprensión a este nivel. Nadie dijo que “nada” fuera fácil, sin embargo, la ilusión y la constancia son el motor del avance paso a paso; y el conocimiento compartido, la mayor de las compensaciones personales. En este sentido quiero igualmente dar las gracias a un gran profesional que juega un papel imprescindible en el mundo de la divulgación científica en nuestro país, y que allá, a comienzos de nuestro nuevo milenio, apostó por mí a pesar de ser una “joven autora novel”, me estoy refiriendo a Jorge Ruiz Morales, Director de Equipo Sirius (editorial científica).

Cuando escribo un libro mi objetivo no es otro que incentivar, motivar y empujar al lector a que viaje con entusiasmo, a través de este mágico universo cuántico, que espero cambie su percepción de la vida, como cambió la mía.


Alicia Capetillo Blanco

Autora de divulgación científica

3 comentarios:

Jorge dijo...

Los administradores deben tener más cuidado con ciertas adulaciones públicas. No por hacer la pelota se publica más y antes.
Gracias Alicia.

Anónimo dijo...

Bien hecho Alicia. Es de bien nacidos ser agradecidos. Tanto mas cuando la cultura cientifica de este país está tan necesitada de divulgación y como tu dices de una manera amena y entretenida.
¡Animo!.
G.G.G

Anónimo dijo...

Me enstusiasmó Quantum II de esta autora, mas libros de este tipo hacen falta en España. Saludos. Sergio