domingo, 12 de octubre de 2008

Los ilustradores en la ciencia ficción

Declaración de principio: para mi la ciencia ficción es un inapreciable instrumento para comprender un poco mejor el mundo que nos rodea.
No sólo transmite los conocimientos más actuales de la ciencia (sea cual sea su rama), si no las posibles aplicaciones que se puedan obtener de los mismos, en un futuro no muy lejano.
Eso sí, siempre de una forma entretenida, cumpliéndose la máxima: no hay nada mejor como aprender divirtiéndose.
La ciencia ficción se centra en la causa y efecto de un nuvo descubrimiento o creación científica. Creando la hipótesis, en el caso de que existiese o viese la luz, ¿que sucedería? y ¿cómo nos afectaría a los seres humanos?
La ciencia es la encargada de los pasos intermedios, es la que posee los recursos tanto humanos, económicos como técnicos para lograr determinado fin: un nuevo hallazgo o invento. Pero que estos factores se unan, permitiéndonos entender nuevos conceptos y conocimientos científicos de una forma fácil, es tan necesario como útil usar los ingredientes inherentes al cerebro humano. Nuestra capacidad de crear, unida a nuestra capacidad de preguntarnos el porqué de las cosas (como funcionan y como son).

Desde el amanecer de los tiempos, el hombre de una manera u otra, por un motivo u otro, ha ejercido la capacidad de pensar por si mismo, asimilando, adaptándose y comprendiendo la realidad. Usando en dicho proceso nuestros sentidos.
La vista, oído, tacto, gusto y olfato, al que yo me atrevería a añadir otro más, el de la imaginación aplicada. Ya sea para crear fuego con dos ramas, como para fabricar una caña de pescar, una herramienta para pelar la fruta, un arma para cazar, un símbolo o conjunto de signos para comunicarse, o una imagen para dar a entender o transmitir una idea o concepto.
Es aquí donde entra el ilustrador en la ciencia ficción. Proyectando, complementando y ampliando en imágenes, lo que una idea escrita trata o intenta dar a conocer o expresar. Desde las deidades del antiguo Egipto, pasando por los tapices critianos medievales, los murales renancentistas o cuadros impresionistas del XIX, desembocando en la tecnología digital más actual, los videojuegos, comics, story board, cortometrajes, videoclips,... podemos comprobar como el arte de ilustrar ha evolucionado con el ser humano, transmitiendo las ideas con una variedad de recursos y métodos tan amplios como su imaginación.
Me gustaría recordar que la belleza es siempore belleza, cualquiera que sea el medio para expresarla. Palabras, imágenes, sonidos, esculturas, aromas, sabores o movimientos. Sintetizando, el ilustrador nos permite no sólo explorar, si no viajar más allá de nuestra realidad cotidiana, ya sea pasada, presente o futura.



Desde los primeros comics de Marvel, Vértice y muchas más, pasando por la animaciones de dibujos japoneses, Mazinger Z, Comando G, Ulises 21, hasta la obras de arte actuales como Akira, Ghost in the Shell I y II, Appleseed, Steamboy o Final Fantasy VII Advent Children, por citar algunos ejemplos. Sin ignorar el mundo del cine que ha evoluconado desde 2001 odise Espacial, el mítico Star War, Alien, Blade Runner, Matrix,...
Desde luego hay más títulos y obras maestras. Impactantes en verdad son las ilustraciones creadas en los 70, con aerografía, de H. R. Giger creando un antes y después en nuestra percepción visual de la ciencia ficción. Obras como Biomecanoide, Necronimicon o Lily sientan un precedente difícil de olvidar.
O con las magníficas ilustraciones y decorados de Syd Mead, en Blade Runner, considerados por muchos como la película más lograda de la ciencia ficción actual.
Paa finalizar recomiendo que visitéis la página de cgsociety.org donde se muestran trabajos de los mejores ilustradores de todo el mundo, donde se comparten e intercambian ideas, sugerencias y opiniones.
Personalmente, no concibo un auténtico mundo de la ciencia ficción, de lo que es y lo que puede ser, sin la inapreciable capacidad visual de sus ilustradores, que no es otra que invitarnos a ir un pasito más allás de nuestros límites personales.
Sin lugar a duda, todo un logro.

Gabriel Guerrero Gómez

1 comentario:

Carlos dijo...

Empieza bien este nuevo blog. El tema de las lustraciones es poco debatido e incluso apreciado por el público en general y por algunos editores en particular.
Parece que esto promete, humm, ya veremos.