jueves, 11 de diciembre de 2008

Épica en estado puro



Sillmarem II: Torre por Alfil es la continuación de Gambito de Dama de Gabriel Guerrero (Madrid 1971) y segunda parte de lo que al parecer, conformará la saga de Sillmarem, compuesta por varios volúmenes.

Con un ritmo trepidante que apenas da ocasión al respiro, el autor narra con agilidad la historia de un imperio galáctico. Historia impregnada de intrigas políticas, traiciones, honor, nobleza, amor, leyenda… En suma, todos los ingredientes necesarios para enganchar a priori al lector. La trama principal se ve excelentemente arropada por las historias secundarias y el paso de las páginas es una mezcla de querer saber más y el deseo de que el libro no alcance su última hoja. Claro que a todo esto contribuyen poderosamente los personajes. Es aquí donde Gabriel Guerrero demuestra su buen hacer ofreciéndonos personajes sólidos que resultan tremendamente humanos y cercanos. Cierto que hay buenos y malos, pero hasta los peores tienen sus virtudes y, por el contrario, los buenos su lado oscuro. De entre todos ellos, personalmente me quedo con el Conde Alexander Von Hassler, un malo de los que hacen escuela y al que es difícil no acabar admirando merced a su carisma, maquiavélica inteligencia y capacidad estratégica — un maestro del ajedrez — que despierta el respeto hasta en sus rivales. Por otra parte, la mezcolanza de razas protagonistas con características perfectamente definidas y coherentes, nos transporta a un mundo literario que trae a la memoria al legendario Dune de Herbert. También hay referencias más que evidentes a La Isla del Doctor Moreau que evitaré mencionar para no desvelar datos que “fastidien” la lectura a quienes no hayan descubierto esta obra.

Mi consejo es que, quienes amen las sagas épicas, no deberían perderse esta, Gabriel Guerrero ofrece la oportunidad de disfrutar de una aventura única de la que confío, no tarde en sacar el próximo volumen.


J.E. Álamo

4 comentarios:

Luis Besa dijo...

Totalmente de acuerdo. Justamente la semana pasada acabe esta partida de ajedrez que nos propone Gabriel. Y eso que la space-opera de corte fantástico no me ha prodigado excesivas alegrías. Por esa razón, desestimé leer Sillmarem 1. Luego conocí a Gabriel y decidí ser menos retrogrado y más abierto de mente. La decisión no podía ser más placentera, me lo he pasado bomba.
¡Y arriba con Von Hassler!... Alexander, muchacho, no te dejes intimidar...

Luis Besa

Marco Aurelio dijo...

¡Hombre! vengo del blog de PilyB en donde me he encontrado con otra crítica de este mismo libro (http://www.ngc3660.es/critica/literatura/pilyb/sillmarem2.htm).
Lo buscaré en la librería y ya os digo.
Desde DF, un saludo

Anónimo dijo...

A este le echaré el diente pronto.
JM

Anónimo dijo...

L. Besa
Aquí otra crítica de S2

http://www.sedice.com/portada/index.php?q=node/3271